Los trabajadores de la residencia Manuel Ridruejo protestan ante los impagos crecientes

Jesús Rodríguez / Gregorio Verdugo | Los trabajadores de la residencia de mayores Manuel Ridruejo Muñoz han llevado a cabo en la mañana de hoy una protesta frente al propio centro, ubicado en la Avenida de Andalucía de Sevilla, frente a las cocheras de Tussam, para reclamar el pago de las nóminas que les adeuda la Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (F.O.A.M.), que gestiona la residencia. La entidad acumula ya seis meses de impagos, que “serán siete con la paga extra de verano”, según Daniel Martínez, uno de los empleados.

La manifestación, en la que Martínez contó “unas 50 ó 60 personas” desde “casi todos” los miembros de la plantilla a familiares y miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores, constituye el primero de los actos de la huelga indefinida que los empleados de la residencia han comenzado hoy para poner fin a la situación de incertidumbre que atraviesan, no sólo a causa de los impagos sino por el traspaso del centro a la cooperativa social Claros, problemas de los que ya informamos en esta web en nuestro reportaje ‘Dependientes de las nóminas’.

El traspaso de la residencia, junto con la que Claros ha aceptado hacerse cargo de la plantilla y de las nóminas impagadas, estaba marcado para el 31 de julio, como muy tarde. Sin embargo, asegura Martínez, “han roto el acuerdo de nuevo”, de modo que ha quedado pospuesto hasta el 31 de octubre. “Son más mentiras, las mismas de siempre”, lamenta.

Por el momento, la intención de los trabajadores de la residencia Manuel Ridruejo es seguir movilizándose “al menos una vez por semana” -la próxima cita está fijada para el miércoles que viene-, además de constituir el comité de empresa en el centro, ya que, aseveran, “entonces podremos hacer muchas más cosas”.

Anuncios