Limones se lanza a la arena del socialismo sevillano

Gregorio Verdugo | El mismo marco escénico que acogió la presentación de la candidatura de Susana Díaz a la secretaría general del PSOE de Sevilla, el pasado martes 3 de julio, ha servido ayer para la de su contrincante: el Alcalde de la localidad sevillana de Alcalá de Guadaira, Antonio Gutiérrez Limones, tal y como anunció en el marco del congreso regional celebrado en Almería.

Bien arropado por los suyos y con el lema “Junt@s somos más” el acto se ha desarrollado bajo una escenificación muy parecida, ante un número de personas más o menos similar y con la misma agobiante calor húmeda que hacía casi insoportable el permanecer en patio interior de la sede de Luis Montoto más de diez minutos seguidos.

Durante la presentación del candidato se sucedieron varias intervenciones, entre ellas las de dos veteranas del socialismo sevillano: la que fue consejera, diputada y secretaria general del PSOE de Sevilla, Carmen Hermosín, y la ex consejera de la Junta y ex concejala del Ayuntamiento de Sevilla Evangelina Naranjo.

Hermosín, que destacó la buena afluencia de gente a la convocatoria, defendió el hecho de que hubiese una segunda lista a la secretaría general porque, “como Griñán dijo ayer, si el partido tiene estas confrontaciones, dos candidaturas, unas mayoritarias o minoritarias, está muy bien porque es un partido sano, democrático y es un partido vivo y que tiene ganas de pelear”. Finalizó afirmando que “no queremos confrontación”, porque de lo que se trata es de “construir en Sevilla un partido socialista donde todos y todas podamos sentirnos cómodos políticamente y donde el pensamiento no sea un estorbo, donde la libertad sea de verdad y la gente no tenga miedo a decir lo que piensa”.

Evangelina Naranjo recalcó que “lo que los socialistas necesitamos al frente de nuestra organización son hombres y mujeres con el respaldo de los ciudadanos, porque ese tiene que ser el afán del PSOE”, en una velada alusión a Susana Díaz y su condición de cargo no electo. De ahí su ardua defensa de la candidatura de Limones, un hombre que “lleva 17 años ganando elecciones para el partido socialista” y al que pidió que haga “lo mismo que has hecho en Alcalá de Guadaira”, en especial “que gente joven de la provincia que todavía no está en este PSOE vean un partido diferente, vengan a nosotros y se acerquen a nosotros”.

El candidato estrenó el uso de la palabra para firmar que “los primeros puertos que nos encontraremos serán libertad y esperanza” y afirmó que en Almería había apoyado a Pepe Griñán y a su gestión, pero que ya el tiempo del congreso había concluido. A continuación planteó una cuestión previa y tres propuestas.

En la cuestión previa pidió a los presentes y a todos los que apoyasen su candidatura “el máximo respeto a su compañera Susana Díaz, porque nuestro adversario es el PP y nuestro enemigo el mundo que queremos cambiar”. Y además insistió en que, si convoca actos, “os pido que vayáis a escuchar lo que tiene que proponer”. Porque, según dijo, “tenemos un proyecto que ha fracasado y entiendo yo que ha sido por anteponer los intereses particulares al interés general y ahora tenemos que crear un proyecto de abajo arriba, con buenos pilares”, y el mejor pilar que tiene el PSOE es “el municipalismo, lo local, la cercanía, sus alcaldes, sus alcaldesas, sus concejales”.

A continuación esbozó su tríada de propuestas en el caso de alcanzar el próximo sábado la secretaría general del partido: poner en marcha la Agrupación Municipal de Sevilla, porque la ciudad “necesita un proyecto, un debate público que permita hacer a los socialistas la ciudad que queremos, la de los ciudadanos”; la creación de un consejo municipal en el seno de la próxima ejecutiva donde tendrán cabida “todos los alcaldes, las alcaldesas y los portavoces de la oposición, todos juntos y todos por igual” donde debatir “lo que nos acontece a los ayuntamientos y donde nos podamos apoyar y ayudar unos a otros, priorizando los problemas que más preocupan a los ciudadanos”; y, por último, abrir las agrupaciones a la ciudadanía “para impregnarnos de sus ideas”, porque “lo importante es lo que ocurre ahí fuera y no lo que ocurre aquí dentro”.

Finalizó su intervención prometiendo integración si sale elegido secretario general y que llamará “a compañeros y compañeras que no me han apoyado y que han apoyado a la otra lista”, porque “en esta mayoría necesitamos a los mejores talentos y a los mejores talantes”. Cerraba así con una alusión directa al lema elegido para definir la candidatura.

Anuncios